Cómo combatir la corrosión del concreto en la costa

Muchos edificios en todo el mundo se construyen en áreas costeras con estructuras bajo el nivel de suelo. El concreto es ideal para tal construcción, pero se puede volver vulnerable a la combinación compleja de agua de mar corrosiva, condiciones agresivas del suelo y un nivel freático elevado.

Afortunadamente, las soluciones probadas están disponibles. GCP Applied Technologies explica cómo garantizar la impermeabilidad al agua en las zonas costeras.

Concreto comprometido

En las zonas costeras, el concreto y el acero de refuerzo sin protección se ven gravemente afectados por los sulfatos y cloruros del agua de mar, cuyos efectos pueden provocar corrosión a largo plazo y fugas, y afectar la durabilidad de toda la estructura.

El agua de mar incluye un complejo cóctel de productos químicos que pueden provocar que el acero de refuerzo se corroa y se expanda, esto causará que el concreto se agriete y se fracture. Las grietas agravan el problema al proporcionar caminos adicionales para que entre la contaminación. Por muy pequeñas que sean estas penetraciones, el concreto se ve amenazado, lo cual provoca una reducción potencialmente drástica de su vida útil.

El problema es peor en los países más calurosos, cada aumento de 10 °C duplica el índice de corrosión.

La solución: una barrera

Si bien los avances continuos en la producción de concreto han mejorado la resistencia a las condiciones agresivas del suelo, una barrera de impermeabilización que impida completamente la infiltración es la única manera de preservar su integridad estructural. La solución ideal es una membrana de barrera impermeabilizante que también detiene la migración de agua que ocurre entre la membrana y el propio edificio.

La migración del agua causa dolores de cabeza considerables en la localización de fugas en membranas convencionales. Cuando una fuga se hace visible, a menudo se encuentra a una cierta distancia de la fuente, esto hace que la localización y la reparación de las fugas sean fortuitas y costosas. Hace que toda la estructura sea vulnerable. Algunas membranas son concreto adherido mecánicamente con un punto de contacto tipo vellón que separa la membrana impermeabilizante de la estructura. Este método provee de manera inherente vías para que el agua entre y migre.

Preprufe® es la solución probada

La membrana impermeabilizante Preprufe® de GCP Applied Technologies combina capas adhesivas sintéticas con una película de HDPE reforzada para proporcionar una barrera de impermeabilización permanente, la cual no se ve afectada por el agua de mar. Incluso si la concentración química cambia con el tiempo.

Advanced Bond Technology de Preprufe® evita la entrada de agua al adherir la membrana al concreto, formando un sellado impenetrable continuo entre la membrana y la estructura .A diferencia de los sistemas de adherencia mecánica, Preprufe® protege la estructura de la migración del agua mediante la acción capilar común en sistemas de adherencia mecánica. Un beneficio adicional de Preprufe® es su flexibilidad en torno a detalles complejos que minimizan el tiempo de aplicación y los costos excesivos del proyecto.

Con el impacto del fracaso de la impermeabilización bajo el nivel del suelo y el aumento del tiempo de aplicación que conducen a costos significativos, la elección de la membrana impermeabilizante adecuada y la tecnología de adherencia es crucial para el éxito del cliente y del equipo del proyecto. Preprufe® ha demostrado tener una vida útil de más de 100 años brindando tranquilidad durante la construcción de un proyecto y mucho después de su conclusión.

Para obtener más información sobre la gama completa de productos Preprufe®, visite preprufe.com, o para consultas generales, incluido soporte técnico interno o externo, póngase en contacto con preprufe@gcpat.com.

Tags
  • Commercial buildings
  • Concreto
  • Preprufe
  • Waterproofing